Celebración en Caracas del Malbec World Day

En la Quinta Buenos Aires y en el marco del octavo aniversario del Malbec World Day, tuvo lugar la celebración de tan importante evento. El Encargado de Negocios Ministro Eduardo Porretti fue el anfitrión.

El evento contó con la participación de El Esteco, Portillo, Trapiche y Salentein facilitados por los distribuidores Sanblas y Casa Oliveira  y la cata de vinos fue guiada por las sommeliers Ingrid Robles y Dayana Medina.

También asistieron a la celebración Embajadores, Miembros del Cuerpo Diplomático, Representantes de la Cámara de Industria y Comercio Venezolano- Argentina  CAVENARG, Empresarios venezolanos, Políticos, Medios de Comunicación, y demás invitados.

Los invitados degustaron de exquisitos pasapalos acompañados por la variedad de vinos ofrecidos y al final de la velada disfrutaron de una exhibición de tango a cargo de la Academia Gira Tango.

 

El Malbec Argentino llegó en 1853 de la mano del francés Michel Aimé Pouget (1821-1875), un agrónomo contratado por Domingo Faustino Sarmiento para llevar adelante la dirección de la Quinta Agronómica de Mendoza. Siguiendo el modelo de Francia, esta iniciativa proponía incorporar nuevas variedades de cepas como medio para mejorar la industria vitivinícola nacional. El 17 de abril de 1853, con el apoyo del gobernador de Mendoza, Pedro Pascual Segura, se presentó el proyecto ante la Legislatura Provincial, con vistas a fundar una Quinta Normal y una Escuela de Agricultura. Este proyecto fue aprobado con fuerza de Ley por la Cámara de Representantes, el 6 de septiembre del mismo año. A fines del siglo XIX y de la mano de los inmigrantes italianos y franceses, la vitivinicultura creció exponencialmente y con esta, el Malbec, que se adaptó rápidamente a los diversos terruños que proponía la  geografía donde se desarrolló, incluso, mejor que en su región de origen. De esta forma, con el tiempo y con mucho trabajo, se perfiló como uva insignia de la Argentina. La gestión de Pouget y Sarmiento en la Quinta Normal de Mendoza fue parte decisiva de este proceso. El 17 de abril es, para Wines of Argentina, no sólo el símbolo de la transformación de la vitivinicultura argentina, sino el punto de partida para el desarrollo de esta cepa, emblema del país a nivel mundial.

Fotos: Nota Diplomática

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *